EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

Muere Ángel Faus: maestro europeo de la radio, compañero y profesor de cientos de periodistas

Ángel Faus, en una foto de archivo de 2007.


Ha muerto Ángel Faus Belau (9-II-1936 / 30-VIII-2020), grande de la radio y la televisión, amigo y colega. Fue el primer doctor en Ciencias de la Información en la historia de las universidades españolas (1979); compañero en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Navarra en los años 60 y maestro de 25 promociones de periodistas. Autor de nueve grandes libros dedicados a la comunicación, seis de ellos a la radio, con una obra monumental: 'La Historia de la Radio en España' (1896-1997). Mientras estudiábamos trabajábamos y disfrutábamos juntos en las actividades culturales y en las radios de Pamplona, y siempre recordaré que cuando yo le decía que la radio era el medio informativo más directo y más caliente para el receptor, él me contestaba con una bella frase: 'la radio es vida compartida que suena siempre con amor' 

En los últimos años, Ángel Faus, nacido en Villarreal (Castellón), fue catedrático honorario de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, se casó con María Luisa Alcaraz Castelló, el matrimonio tuvo cinco hijos y en el momento de su fallecimiento, el 30 de agosto, contaba con once nietos. Siempre se le ha considerado como uno de los mayores especialistas europeos en radio, medio en el que comenzó colaborando en emisoras de Valencia. En 1954, en Madrid, conoció a su maestro Antonio González Calderón (1915-2006), impulsor del teatro en el aire y creador de la narrativa radiofónica española, principalmente en la Cadena SER, considerado como guionista, realizador y autor de programas, y padre de los actores de radio.

Ángel Faus, de muy joven, en 1958, se planteó formarse en el extranjero, y se trasladó a Francia, trabajando en la famosa radio RTL, y posteriormente a Alemania, donde permaneció hasta junio de 1962. En Berlín, fue alumno de tres famosos investigadores alemanes de la comunicación y de la dimensión académica del periodismo: Emil Dovifat (1890-1969), Otto Groth (1875-1965) y Otto B. Roegele (1920-2005). 

Desde 1962: estudiante y profesor de Periodismo en Pamplona.

En julio de 1962 Ángel Faus llegó a Pamplona para sistematizar los conocimientos prácticos que había adquirido principalmente en Alemania y lo hizo con el rigor universitario que ofrecía el Instituto de Periodismo, dependiente de la Universidad de Navarra, universidad privada dirigida por el Opus Dei. Fue entonces cuando coincidimos él y yo en el interesante Curso de Verano de la Universidad, y, a partir de esos meses, compañeros como estudiantes de Periodismo y colaboradores en las radios y periódicos locales. 


 

En la Cámara de Comptos de Navarra disfrutamos de los estudios de Periodismo.

Durante los primeros cursos, en la muy coqueta e histórica Cámara de Comptos de Navarra, tribunal de cuentas más antiguo de España, los matriculados trabajamos en el periódico 'Redacción', una publicación que vio la luz el 11 de agosto de 1962 bajo la dirección del propio Ángel Faus. Y en Pamplona realizamos los estudios de periodismo, con extraordinarios profesores como Ángel Benito y José Luis Martínez Albertos, entre otros, y nos alimentamos de un periodismo ético, bello, profundo y palpitante. Y muchos de los estudiantes de aquellos años fuimos luego periodistas en distintos medios de información de Euskadi. Y no fue de extrañar que durante mucho tiempo la mayoría de los directores y gran parte de las redacciones de la prensa española salimos de Pamplona, consiguiendo la licenciatura, mientras Faus lograba el Premio Extraordinario Fin de Carrera y, posteriormente, en 1979, el primer doctorado de Ciencias de la Información de España. 


Creamos la 'República de Adefagia', insólito grupo estudiantil


El compañerismo y la amistad la compartimos Ángel Faus y yo con otros estudiantes (no solo de periodismo, también de Medicina, Derecho, Ciencias Sociales, etc.) creando, en actitud amistosa, simpática y original, única, lo que denominamos 'República de Adefagia', nombre que pusimos intencionadamente no sólo por nuestro sentimiento republicano sino porque adefagia significa 'hambre insaciable'; un hambre que para nosotros no fue de alimentos, que nunca nos faltaron por las invitaciones a buen merendar de los vecinos(as) de Pamplona, sino de creación, cultura y compañerismo. República con domicilio social en un chalet alquilado en la Media Luna pamplonica, y en el que vivíamos unos diez estudiantes (Faus lo hacía en un colegio mayor), y república que tenía su propia Constitución plenamente democrática, hasta el punto de que compartíamos todo el dinero ingresado a través de las familias o del trabajo, e incluso utilizábamos la ropa, los utensilios y las actividades en común, y despertábamos cada día a un tiempo escuchando música de Tchaikovsky, ya que el denominador común fue la actividad y felicidad social y cultural. 

En aquellos años de 1962-65, a través de nuestra República, creamos distintas asociaciones que organizaban: Festivales Musicales (para obtener recursos para viajes de estudios), Cine Fórum semanal, Concurso de Cuentos, Obras de teatro con representaciones, y obras incluso creadas por nosotros, como la que tuve la suerte de escribir, titulada 'Adefagia', y que dirigió el propio Ángel Faus; y organizamos también, con gran éxito, el Festival del Teatro Universitario en el Gayarre pamplonica. Y los que estudiábamos periodismo colaboramos en periódicos: 'Diario de Navarra', 'Pensamiento Navarro', 'Arriba España', y algunos, como fue mi caso, en la delegación en Pamplona de 'La Gaceta del Norte'. También lo hacíamos en las radios, como Radio Requeté (hoy Radio Pamplona, SER), La Voz de Navarra del Grupo Radio-cadena Española (RCE) y Radio Popular.

En aquel ambiente de la 'República de Adefagia' (en plena dictadura franquista) gozábamos de nuestra libertad, igualdad y solidaridad, al menos en nuestro funcionamiento. No teníamos ataduras ni económicas ni de pensamiento, ni siquiera religiosas pese a ser todos católicos y sentirnos muy próximos a dos padres franciscanos amigos y compañeros. Seguíamos aquella idea del genio alemán Ernst Jünger (1895-1998), que decía: 'La libertad se lleva en uno mismo (...) Reconocida como tal, uno sale adelante en cualquier sitio y cruza cualquier línea (?), si los regímenes son duros (como era el nuestro) estos se filtran sin que nos dejen apenas huella. Podemos prescindir de ellos, y si son duros, tanto más agudizan nuestra inteligencia'. O aquella otra idea de: 'Hay que prevenirnos contra los malos historiadores, se envilecen hasta el punto de convertirse en meros peones y cómplices del mal periodismo' (...) Y una lección más: 'Un error solo se convierte en falta cuando se persevera en él', porque precisamente en nuestra constitución de la República había un apartado dedicado a los errores y a cómo salir de ellos, redactados, entre otros, por Ángel Faus y este periodista...

En aquella nuestra 'república' formábamos un equipo activo, y el compañerismo y la igualdad lo entendimos desde la primera lección: desde el estudio en grupo o el mismo reparto de 'beneficios culturales', pese a los distintos ingresos económicos por el trabajo de algunos y las subvenciones paternas de otros, compartiendo los conocimientos, el estudio, las vacaciones y el disfrute de la vida en plena juventud.

Faus abrió el primer estudio de radio y TV en una Universidad española


Según se ha informado a raíz del fallecimiento de Faus, a comienzos de 1965 dirigió la construcción y puesta en marcha del primer estudio de Radio creado en una Universidad española, y el segundo en Europa. Emil Dovifat lo había creado en Berlín en 1935. Las obras de instalación se prolongaron desde agosto de 1964 hasta finales de ese año. Se ocuparon dos aulas situadas en el Edificio Central de la Universidad de Navarra: una sala de control, inmediato a la clase, y el locutorio en la sala siguiente. 

En 1971 se estrenaron dos nuevos estudios de Radio, remodelando completamente el anterior. Estaban emplazados en una de las torres del mismo Edificio Central y equipados con modernos aparatos de grabación y montaje. Iñaki Gabilondo, que también estudio en el mismo Instituto, había cesado en octubre de 1970 como profesor de Radio, y Faus le sustituyó. También dirigió Faus la instalación y puesta en marcha del primer estudio de Televisión en una universidad europea. 


Tésis cum laude: 'La tecnología de la información en la televisión'


El 10 de marzo de 1979 Ángel Faus defendió su tesis doctoral «La tecnología en la información televisiva», que, dirigida por Alfonso Nieto Tamargo (1932-2012), exrector de la Universidad de Navarra, recibió la calificación de sobresaliente cum laude. Fue la primera tesis doctoral en la historia del periodismo español. En este trabajo, Faus y Nieto profundizaron en la influencia de la tecnología en la televisión y sus consecuencias en el medio y en la información ofrecida; además de reflexionar sobre su efecto en la sociedad y sentar las bases para futuras investigaciones. 

En el curso 1985-86 la Facultad de Comunicación comenzó con la asignatura 'Teoría y práctica de la expresión audiovisual', cuyo principal responsable fue Ángel Faus. Su contenido básico se centraba en la Información Televisiva y Radiofónica, incluyendo las perspectivas teórica, histórica y práctica. Y en 1988, Faus formó parte del consejo editorial de la revista Comunicación y Sociedad, una revista científica editada por la facultad de Comunicación. Esta revista de periodicidad semestral refleja algunas de las investigaciones teóricas desarrolladas en la Facultad de Comunicación.  

Faus impulsó también la emisora 98.3 'Radio Universidad de Navarra', que comenzó sus emisiones en prueba el 29 de septiembre de 1999 y se inauguró el 6 de octubre. Y también diseñó unos estudios y equipos de alto nivel en el edificio de Ciencias Sociales de la Universidad. En la preparación de la insonorización y aislamiento de los estudios participó la BBC. 

A lo largo de su larga actividad docente, Faus ha sido maestro de veinticinco promociones de licenciados en comunicación y periodistas También ha sido profesor invitado en universidades de Alemania, Austria, México, Chile y Argentina. En 1975 asesoró en comunicación a diversas empresas, siendo consultor sénior de Innovation Media Consulting Group.

Según la profesora Pilar Martínez-Costa, 'con el conocimiento adquirido en las emisoras, cuando nadie apostaba por la radio, cuando la estrella era la televisión, a Faus le dio por pensar y repensar otras formas de hacer la radio... Y se encargó de llevar la radio a la academia para, luego, construir una narrativa propia y enseñar así cómo trabajar con ese lenguaje radiofónico'. Además, continua la profesora, 'con su teorización, otorgó el estatus de ciencia a los estudios periodísticos; y se caracterizó también por ser muy riguroso, rigor científico, muy procedimental y puntual, y, a la vez, muy comprensivo'.

'Ángel era un hombre del mundo germánico', describe Esteban López-Escobar, profesor emérito de Opinión Pública, que compaginó sus cuarenta años de docencia con la investigación. Autor de obras como 'La radio: introducción al estudio de un medio desconocido'; 'La radiotelevisión ante el futuro tecnológico'; 'La era audiovisual'...

Faus, a todos los compañeros (y amigos) que estudiamos con él, nos animó a que realizáramos tesis doctorales y el mismo, como profesor, contribuyó a una sólida labor investigadora, reflejada precisamente en la dirección de tesis, consultoría de medios informativos, la participación en congresos y en consejos editoriales de revistas, así como en numerosas publicaciones.  

Después de jubilarse, volvió a su tierra natal mediterránea donde trató de reconstruir la historia de la radio en España. Una parte de su trabajó vio la luz en el libro 'La radio en España' (1896-1977). Una historia documental, en el que aportaba los documentos que le llevaron a concluir que, en realidad, la radio la había inventado un español: Julio Cervera Baviera (1854-1927), ingeniero y comandante de Ingenieros que curso estudios en la Universidad de Valencia. Faus, en sus últimos años, se había dedicado a trabajar en los siguientes volúmenes, hasta completar una colección extraordinaria.

A la muerte de este maestro de la comunicación y amigo incondicional de sus alumnos, nos ha hecho recordar aquel entonces de los principios de las enseñanzas y licenciaturas de Periodismo y Comunicación. Eran entonces otros ojos y otros paisajes muy distintos de una juventud sedienta de saber, libertad y compañerismo en la que participó Ángel Faus Belau, y en la que estábamos convencidos en aquello que escribía Luis Alberto Machado: 'La base del éxito en la vida está en tener una Meta Muy Grande' y para lograrlo 'hay que Creer que se puede hacer; quererlo hacer y aprender a hacerlo'.


José Manuel Alonso