EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

La FAPE asume y respalda el comunicado de la Asociación de la Prensa de Sevilla en el que pide a los medios rigor y profesionalidad ante el inicio del nuevo curso escolar

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) asume y respalda el comunicado emitido por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) ante el inicio del nuevo curso escolar, marcado por la vigencia y las consecuencias del coronavirus, por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS), en el que hace un llamamiento a los profesionales de la información y a los responsables editoriales de los medios de comunicación para que los criterios a la hora de informar sobre los casos relacionados con la comunidad educativa se basen en valores irrenunciables de este oficio: rigor, verificar, contrastar y contextualizar.

Así mismo, y sin perjuicio del derecho de los ciudadanos a recibir una información veraz, la APS solicita que se respete el derecho de las personas afectadas a su propia intimidad e imagen, con especial celo en el caso de menores, evitando difundir datos de carácter personal o generar titulares o noticias que causen alarmismo injustificado entre la ciudadanía.

Este llamamiento no pretende limitar la libertad de información ni silenciar u ocultar la realidad de los hechos y los datos que se puedan producir ante la inminente vuelta a las aulas. En absoluto. Se trata de demandar una diligencia profesional especial, de total transparencia, que, por otra parte, debe ser la identidad del buen periodismo, y más en este contexto tan sensible por su repercusión directa para el alumnado, padres y madres, profesorado y personal no docente. El sensacionalismo, el circo informativo y datos o señalamientos innecesarios por parte de periodistas y medios de comunicación pueden causar daños irreparables en la sociedad. Si no actuamos correctamente, solo cosecharemos el descrédito y el rechazo social. Este comportamiento que pedimos es el que debe imperar siempre en nuestro trabajo cotidiano. 


FAPE