EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

La FAPE asume y respalda el comunicado de La APS en el que rechaza el uso de los periodistas por parte de Vox para enmascarar un acto público y condena y repudia los graves insultos a informadores


El partido había convocado a los medios sevillanos a un encuentro con su líder nacional y, a la vez, desde sus redes sociales, hacía un llamamiento abierto al público en general, precisando lugar y hora. En el acto se han incumplido todas las normas de seguridad en materia sanitaria

La FAPE asume y respalda el comunicado emitido por la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) en el que rechaza y considera inaceptable que Vox haya usado a los medios de comunicación y a los periodistas de Sevilla para enmascarar la celebración de un acto público en una plaza del centro de la capital andaluza en el que, además, se han incumplido todas las normas de seguridad en materia del covid19.

La APS también condena y repudia enérgicamente el comportamiento de numerosos participantes en el citado acto que han insultado gravemente a los profesionales del periodismo y, en particular, a varias periodistas, en especial a Marta Maldonado de La Razón, por el simple hecho de cuestionar, en su turno de preguntas, si aquello era una 'rueda de prensa' o 'un mitin político, sin las debidas medidas de seguridad contra la pandemia'. Recordemos que Vox es una formación política que ha vetado y veta la entrada de determinados periodistas y medios de comunicación a sus actos, cuando estos se desarrollan en espacios privados (como su sede) y otras veces en lugares públicos, reservados para mítines de campaña electoral.

Bajo el título de 'Declaración de prensa', Vox había convocado a los medios de comunicación de Sevilla a un encuentro con su líder nacional, Santiago Abascal. A la vez, desde sus cuentas en redes sociales, hacía una convocatoria abierta al público en general, precisando lugar y hora. Tanto la Subdelegación del Gobierno como el Ayuntamiento han asegurado que este partido político, en ningún momento, había solicitado autorización para la celebración de una concentración o acto público. En el ámbito municipal sí había registrado un escrito para celebrar un encuentro con la prensa para unas 300 personas, una cifra de periodistas, lógicamente, impensable. La APS reitera que nada ni nadie puede utilizar al periodismo como pretexto o disfraz de sus actuaciones.

La APS, igualmente, condena y rechaza los intolerables y graves insultos y hostigamientos que han sufrido algunos periodistas durante ese acto. Con enorme dignidad, profesionalidad y valentía, las/los informadores han soportado un inadmisible y doloroso lenguaje de odio por parte de asistentes a la convocatoria. Esos comportamientos son intolerables y repudiables. La APS pide a los grupos políticos, administraciones públicas, entidades privadas y a la ciudadanía en su conjunto, respeto a los periodistas y al periodismo, y que nos dejen hacer nuestro trabajo en libertad por una información siempre veraz. La APS también hace un nuevo llamamiento a los directores y a los responsables de los medios de comunicación para que no manden a periodistas, cámaras y fotógrafos a falsas ruedas de prensa en las que, además, en este tiempo de pandemia, se incumplen las mínimas medidas de seguridad.



Kazetariak