EUSKAL KAZETARIEN ELKARTEA - KAZETARIEN EUSKAL ELKARGOA

ALBISTEAK //

Burkina Faso: RSF manifiesta su conmoción y profundo pesar por el asesinato de los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile

Los periodistas españoles Roberto Fraile y David Beriain, asesinados en un atentado en Burkina Faso el 26 de abril de 2021.


Reporteros sin Fronteras (RSF) manifiesta su más profundo dolor por el asesinato en Burkina Faso de los periodistas españoles David Beriain y Roberto Fraile, que sufrieron un ataque de hombres armados el 26 de abril. RSF expresa su pesar y acompaña en el sentimiento a las familias de los dos reporteros, condena firmemente estos espantosos crímenes y pide una investigación completa y exhaustiva que lleve a sus autores ante la justicia.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, confirmó este 27 de abril que se han hallado los cuerpos sin vida de los dos periodistas españoles ? el reportero David Beriain y el cámara Roberto Fraile-, dados por desaparecidos el lunes tras un ataque armado a una patrulla contra la caza furtiva en la zona de Fada N'Gourma-Pama, en la provincia de Kompienga, al este del país, cerca de la frontera burkinesa con Togo y Benín.

Ambos periodistas se encontraban en Burkina Faso elaborando un documental sobre la protección del medio ambiente y la fauna, y formaban parte de una patrulla integrada por militares, periodistas e instructores, que fue asaltada el lunes 26 de abril por individuos armados que viajaban en una camioneta y una docena de motocicletas. En un primer momento las autoridades locales informaron de que en el ataque habían resultado heridas tres personas y que otras cuatro habían desaparecido, entre ellos dos españoles y un irlandés.

El portal informativo burkinés infowakat.net, que cita fuentes de los servicios de seguridad, había avanzado este martes 27 de abril que los tres extranjeros habían sido ejecutados por los grupos armados que los habían secuestrado. Este medio detalla también que las tres víctimas se encontraban en el país como periodistas-formadores para una ong local dedicada a la protección del medio ambiente.

'Estamos profundamente desconsolados, nuestro corazón está con sus familias. La muerte de David y Roberto es una pérdida irreparable para el periodismo más inquieto y dinámico, el que va al lugar de los hechos, se mancha los zapatos de barro, cuenta la realidad desde cerca y en toda su complejidad. Los documentales que durante años han elaborado han inspirado a muchos colegas y jóvenes periodistas y es un trabajo que va a perdurar. Estos asesinatos se suman a la desaparición de una brillante generación de reporteros españoles que ha dado muestras de entereza y entrega profesional y que han perdido la vida sobre el terreno, como Ricardo Ortega, José Couso, Julio Fuentes, Miguel Gil o Julio Anguita Parrado', afirma Alfonso Armada, presidente de Reporteros Sin Fronteras-España.

'RSF no descansará hasta que sus asesinos sean llevados ante la justicia. Exigimos una investigación independiente y exhaustiva, para que estos crímenes no acaben en la impunidad, como ocurre en el 90% de los casos', añade Armada.

David Beriain, navarro de Artajona, tenía 44 años. Era un curtido periodista de guerra y de investigación, con un espíritu tenaz que le llevaba al corazón de la noticia, ya fuera en los campamentos de las FARC, el cártel de Sinaloa e incluso hasta los talibanes. Tras pasar por medios como La Voz de Galicia, ADN, CNN+, Cuatro o Antena 3, en 2012 fundó la productora 93 Metros, con la que durante casi una década ha realizado grandes documentales sobre conflictos por todo el planeta. El canal DMAX emitía su serie 'Clandestino'. Entre sus más celebrados documentales figura El ejército perdido de la CIA, sobre la etnia hmong, de origen chino que vivía en Laos y combatió junto a Estados Unidos en Vietnam. La periodista colombiana Luz Andra Aldana, que disfrutó de la última edición del programa de acogida para periodistas amenazados en América Latina, que RSF organiza con el ayuntamiento de Madrid, lloraba ayer desde su país la muerte de un colega y un amigo: 'Era familia, porque ese era el vínculo que él establecía con su gente'. Alfonso Armada recordaba también una máxima que a David le gustaba repetir: 'Ningún reportaje vale la vida de una persona. Valiente y cauto, se metía a fondo en las historias que quería contar. Le añoraremos'.

También veterano del reporterismo de guerra, el cámara Roberto Fraile había resultado herido a finales de 2012 en Alepo, Siria. Originario de Salamanca y Barakaldo, tenía 49 años y había cubierto, entre otros los conflictos de Afganistán, Libia o Irak. Admirado y querido por periodistas con quienes trabajó intensamente, como Mayte Carrasco, miembro de la junta directiva de RSF, el también reportero Roberto Lozano, amigo del alma, recordaba unas palabras que sirven de autorretrato de nuestro compañero: 'Quiero contar las cosas que ocurren en el mundo. Quiero vivir y contar la historia del tiempo en el que me ha tocado vivir'. A lo que Lozano, añadía conmocionado: 'Y lo consiguió'. En 2010 fue galardonado junto al periodista Francisco Gómez con el primer premio del certamen Garci Grande convocado por la Asociación de Periodistas de Salamanca (Aspe) por su reportaje televisivo titulado 100 años de María Auxiliadora, emitido en mayo de 2009.

La inseguridad sigue siendo el principal escollo para los periodistas en Burkina Faso, país en el que el paisaje mediático se caracteriza por su dinamismo, pluralidad y profesionalidad. Clasificado en el puesto 37 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 recientemente publicada por Reporteros sin Fronteras, la asociación de periodistas local había señalado en 2020 un incremento de las presiones (ataques o intimidaciones) sobre los periodistas.


Kazetariak